Gijs van Hensbergen – “Soy un mestizo europeo”

2019-07-05T23:04:48+00:0026/06/2019|

Acerca de Gijs van Hensbergen

Gijs van Hensbergen es historiador del arte holandés, crítico gastronómico e hispanista. Es una autoridad sobre Picasso y autor de seis libros, entre ellos Guernica: la historia de un ícono del siglo XX, una biografía de Gaudí, y más recientemente La Sagrada Familia: el paraíso terrenal de Gaudí.

Sitio web: https://www.gijsvanhensbergen.com/

1. Eres holandés, educado en Gran Bretaña y sin embargo desarrollaste una pasión de por vida por España y la cultura española. ¿Cómo comenzó esta fascinación?

De niño nos íbamos de vacaciones a los campings baratos y alegres de la Playa Dorada, cerca de Tarragona. ¿A qué niño no le gusta la playa? Bañándonos, bailando por la noche en la discoteca, tomando una traviesa bebida alcohólica detrás del puente del ferrocarril… El gran cambio vino cuando mi hermana mayor, Marianne, conoció a una chica local en la tienda del camping. Teresa Bargallo adoptó a nuestra familia, nos llevó a las montañas y nos presentó a su familia en Montroig del Camp para pasar las fiestas locales y las procesiones religiosas, y permitió que mi hermano acampara en el campo junto a la famosa granja de Joan Miró. En aquel entonces nadie sabía quién era, durante los años 60; incluso los aldeanos pensaban que estaba loco, que era un excéntrico y dudaban de su supuesto éxito.

2. ¿Dónde está tu hogar? ¿Encuentras que diferentes aspectos de tu personalidad se involucran más con las diferentes culturas que conoces?

Soy un euro-mestizo. Nacido en Bélgica, nos mudamos a Helsinki, aprendí el finés y sueco, y cinco años después nos mudamos al Reino Unido. El hogar es donde está el corazón. Tengo un cerebro anglosajón y un alma española, con un poco de holandés mezclado por ahí. Donde descansaré por toda la eternidad es en una colina sobre mi pueblo en España, Arevalillo de Cega en la provincia de Segovia. Le debo a la aldea la felicidad, un sentido de pertenecer y un profundo sentido del pasado, y amistades muy profundas. Londres, Dorset y Oxford han sido maravillosos hogares en el Reino Unido.

3. Eres una autoridad sobre la vida y la obra de Picasso, que también se movía a través de varias culturas. ¿Qué relación tuvo esto con su trabajo?

Dentro de España – que también es una recopilación de países – Picasso creció en Andalucía, Galicia y Cataluña. Siempre dijo que Barcelona y el pueblo de montaña de Gosol le dieron valores fundamentales y la inventiva para ser artista. Después de mudarse a París cuando apenas tenía veintipico de años, viajó relativamente poco. En París le vino todo el mundo. Estaba justo en el corazón de la vanguardia. Después de la guerra, la Costa Azul se convirtió en su hogar. El Mediterráneo lo atrajo; pero, como viajero en el tiempo, regresó a Roma, a la Grecia clásica, a Creta y a los mundos antiguos: nada estaba muerto. Solo España permaneció cerrada para él. Y, cuanto más tiempo le fue negada su madre patria, más creció su anhelo, nostalgia y su profundo carácter español con sus profundos impulsos creativos.

4. Tu último libro se centra en la obra maestra de Gaudí en Barcelona, ​​la Sagrada Familia. La basílica es el sitio más visitado de España. ¿Cuál es su secreto?

El secreto de la Sagrada Familia está a la vista. Es dramática, sensacional, espectacular, gigantesca, desenfrenada, atractiva y sensual. Debajo de la superficie se encuentran todos los secretos: el catolicismo ortodoxo de Gaudí, su genio de la ingeniería, su talento para el diseño, su proceso inusual que incluía echar animales vivos en el yeso, todo un universo. El genio de Gaudí fue aprovechar el poder del arte popular al borde del kitsch y hacer que el espectador se involucre con su mundo privado de fe y creatividad. Todo el mundo cree que puede convertir un pequeño rincón de su jardín en una especie de obra Gaudí o probar un mosaico, pero pocos logran crear algo convincente. Su genio, como el de Picasso, es llevar el arte y la arquitectura a los límites del buen gusto.