Delphine Warin: "La fotografía me permite vivir más en el momento"

About Delphine Warin

Delphine Warin es una fotógrafa radicada en París, que ha trabajado para muchas publicaciones internacionales, incluidas Time Magazine, Cosmopolitan y Marie Claire.

Estudió en Francia y los Estados Unidos, y gran parte de su trabajo se centra en Marruecos.

Es sobrina de la fotógrafa Sarah Moon, para quien trabajó durante varios años como asistente. Sus fotos han sido expuestas en Fnac, le Musée de Sceaux y Theâtre de Beauvais.

Website: www.delphinewarin.com
Delphine Warin

Estudiaste teatro y también ruso, pero te convertiste en fotógrafa profesional. ¿Podrías decirnos cómo comenzó ese viaje?

Siempre sentí que necesitaba otro idioma para expresarme.

Tengo orígenes rusos del lado de mi madre, y para explorar esa parte de la historia de mi familia estudié ruso y fui a Moscú para encontrar la casa de mis antepasados.

Una de las cosas que heredamos fueron algunos viejos álbumes de fotos familiares que nunca dejé de hojear durante mi infancia. Estaban llenos de imágenes en blanco y negro o coloreadas a mano como las de Jacques-Henri Lartigue. Estas fotos me conmovieron y me sorprendió lo que contaban. Mi familia rusa, los Wissotzkys, vivió entre artistas (pintores, escritores, poetas ...) como el famoso pintor Yakovlev.

Luego estudié teatro; el arte escénico me interesó particularmente. Y finalmente volví a la fotografía: estudié primero en el Centro Americano de París, luego continué en el Centro Internacional de Fotografía (Nueva York).

Por el lado paterno, tuve la suerte de tener a mi tía, Sarah Moon, que siempre me alentó y me acompañó en mi viaje artístico. Después de dos años en Nueva York, me ofreció un trabajo como asistente. Fue una experiencia maravillosa y estoy muy agradecida con ella.

Parte de tu trabajo, por ejemplo, la serie 'Les infants masqués' está en blanco y negro. Otras tomas son en color, como es el caso de tus retratos. ¿Cómo haces esa elección?


Para mí, el blanco y negro es más poético, menos real, más atemporal, a veces más dramático.

Dicho esto, cuando comienzo un trabajo, nunca decido de antemano: solo al hacer las imágenes se vuelve clara la decisión entre color y blanco y negro.

Marruecos figura prominentemente en tu trabajo. ¿Cómo te inspira el país?


Tuve la oportunidad de visitar el país por primera vez cuando era adolescente.

Más tarde, conocí a mi compañero en París y me sugirió que viviéramos un tiempo en Marruecos. Entonces volví a un país donde todo me conmovió: la gente, su humanidad, su generosidad, la lentitud del tiempo, la luz, los colores ...

E hice mis primeras reportajes allí: la Fiesta de la Rosa, luego las Novias Femeninas (que aparecieron en muchas ediciones de Marie Claire International), los Barberos, etc.

Hoy estoy trabajando en dos nuevos temas: los Sufis en la región de Souss; y los quemadores de carbón.

¿Qué te ha dado la fotografía?


La fotografía me permite vivir más en el momento y comprender lo que realmente existe. Como dijo Henri Cartier-Bresson: "Fotografiar es poner en la misma línea de visión la cabeza, el ojo y el corazón".