La confluencia cultural: Sanaa Hamri – ‘El movimiento por los derechos de las mujeres es muy importante para los países africanos’

2019-07-27T18:44:37+00:0027/07/2019|

Acerca de Sanaa Hamri

Sanaa Hamri es directora de cine, televisión y videos musicales de origen marroquí. Ha trabajado con artistas como Sting, Mariah Carey y Prince. Entre sus películas figuran Something New y The Sisterhood of the Traveling Pants 2. Hamri es la primera directora marroquí de un film producido en Hollywood. Su padre fue el autor y pintor Mohamed Hamri, que formó parte del movimiento ‘Beat’ de Tánger en los años sesenta y setenta.

1. Naciste y te criaste en Tánger, un crisol de culturas como ningún otro. También tu familia tiene raíces extrañas y únicas. ¿Puedes comentar cómo la vida familiar de tu niñez, con Tánger como telón de fondo, te preparó para te futuro?

Tánger me influenció de pequeña porque estaba rodeada de muchos tipos de personas que provenían de diferentes países. La dicha ‘Zona Internacional’ era exactamente eso: internacional. Como consecuencia, aprendí rápido a hablar con sus gentes variopintas, a conectar y aceptar sus numerosas diferencias. Eso fue – y sigue siendo – imprescindible para luego entrar en el mundo de la música y, después, a Hollywood. En ese ambiente hay que ser capaz de adaptarse y entender otros puntos de vista. Y el crecer como lo hice me creó un espíritu imperturbable.

2. Eres la única mujer marroquí que ha podido entrar no solo en la industria musical estadounidense sino también en Hollywood. ¿Puedes darnos una idea de cómo has tenido tanto éxito donde muchos otros han fallado?

No importa de dónde eres o quién eres, entrar en Hollywood siempre es un gran desafío. Es una comunidad muy unida. Creo que la combinación del trabajo duro, la suerte y el estar en el lugar correcto en el momento adecuado me ayudó a acercarme más a ese sueño.

3. Si pudieras trasplantar ciertos valores de tu tierra natal, Marruecos, a los Estados Unidos donde actualmente vives, ¿cuáles serían?

El sentido de comunidad, de hospitalidad y amabilidad. Los marroquíes estamos orgullosos de nuestro diseño, de la comida y nos enorgullecemos de compartir las cosas. Somos generosos.

4. ¿Hay valores estadounidenses que le gustaría ver en Marruecos?

Muchos buenos valores de Estado Unidos están empezando a llegar a Marruecos. El movimiento por los derechos de las mujeres es muy importante para los países africanos, y Marruecos está ahora a la vanguardia de ese cambio.

5. Tu padre, Mohamed Hamri, fue un personaje central en el movimiento cultural Oriente-Occidente en los años 50 y 60, e inspiró a Paul Bowles, Brian Jones, William Burroughs y muchos otros escritores y artistas. ¿Podrías comentar sobre el papel que él desempeñó en unir culturas y cómo su trabajo te inspiró a ti?

Mi padre era un hombre muy avanzado en aquella época, tanto como marroquí como ser humano. Fomentó la tolerancia, la aceptación y la libertad. Fue esencial para impulsar el diálogo entre culturas y diferentes puntos de vista políticos. Estaba orgulloso de ser marroquí y se aseguró de que la próxima generación también respetara la cultura. Su arte reflejaba su amor por Marruecos, la gente, los paisajes. Había una gran autenticidad en sus obras de arte. Cuando miras su obra sientes la magia de Marruecos. Esto realmente me impactó cuando era pequeña ya que estaba inmerso en los colores y la aplicación de la pintura. Creo que ver sus imágenes a mi alrededor fortaleció mi sentido del cine y de la vista artística.